Desde la bella Carmen de Patagones...a orillas del Río Negro.
.
.

miércoles, enero 24, 2007

El cumple

El 13 de Enero celebramos los 15 años de María Victoria, mi hija mayor, fecha real de cumpleaños el 12 de Enero pero debido a la llegada de familiares que venian de lejos lo pasamos al sábado; la abuela y amigas/os desde Buenos Aires, la madrina desde Bahía Blanca. Poco a poco se iban integrando al grupo bullicioso que se reencontraba despues de más de un año de no verse. "La previa" fue más que jugosa y alegre, por el hotel circulaban los pasajeros (turistas) y los invitados departiendo...habia turistas que se querian quedar al festejo, al ver semejante movimiento. Todos somos gente simple, que unimos esfuerzos a la hora de realizar algo en común, mi madre , a la vez que mimaba a sus nietas preparaba el almuerzo con su especialidad; cordero a la cacerola....imperdible!!!....y Tiramisú de postre; teniendo en cuenta que la fiesta era a la noche, ya empezábamos pesaditos.
El hotel estaba saturado de gente la noche del 12 y en el recambio matutino de pasajeros del 13 decidí cerrar al menos hasta la madrugada ya que era im
posible combinar el hervidero en que se habia transformado el tránsito de pasajeros y los invitados. Asi que en la puerta de recepción se balanceaba el cartel de "Completo", sólo quedaron algunos clientes de confianza quienes estaban en conocimiento de la fiesta que se realizaría en el primer piso sin horario previsto de terminación, lentamente empezó a normalizarse el día, ya por la tarde comenzamos con los preparativos de la comida, las mesas; se trozó el lechón que ya estaba hecho (regalo de los padrinos) y el cordero entró al horno al igual que los pollos, todo caserito, las ostras de la zona que ya tenía preparadas en escabeche al vino hacía 4 días se sacaron de la heladera para que estuvieran a temperatura ambiente, mientras mi amiga-hermana,Mary, sacaba fotos a diestra y siniestra, no quedó ni un detalle sin "documentar". Como por arte de magia todo comenzó a tomar color de fiesta, las mesas arregladas, lo frío ya servido, los invitados que estaban en el hotel eran los encargados de ír acomodando las bandejas que se iban preparando.
Una vez listo, por tandas iban a cambiarse, la cumpleañera estaba "encerrada" en su cuarto produciéndose y produciendo a su
s hermanas.
El comienzo del agasajo fue tan n
atural como distendido; abrazos, saludos, regalitos.
Conformamos un grupo cimentado en el afecto sin falsas posturas ni apariencias, somos lo que se ve, simples, como decimos los argentinos, "jodones" a la hora de divertise, de buen comer y beber . Al promediar las 0 hs, estando en plena fiesta, el teléfono no paraba de sonar, los otros hoteles y turismo de Río Negro pedían colaboración para derivar, los superaba la cantidad de gente que circulaba solicitando alojamiento(justo era fin de semana de recambio y éramos el único hotel que quedaba con alojamiento a 200 km a la redonda)) , asi que lentamente y con la advertencia de que se estaba realizando un evento se abrió el ingreso a pasajeros, a nadie le importaba si habia música o algarabía, afortunadamente las habitaciones están en otro ala y la gente necesitaba descansar, hubo que repartirse entre los ingresos y la fiesta. Gracias a Norma, una amiga que a veces me reemplaza, la recepción se mantuvo expeditiva a la hora de acomodar a los pasajeros ansiosos.
Ya entrada la madrugada, después de las tortas , el brindis , con la partida de algunos de los invitados y la recepción en calma... Una mira alrededor y toma noción, durante la fiesta evitamos los golpes bajos, el recuerdo del padre flotaba en cada uno de nosotros, todos sabíamos cuánto amaba a "su" Vicky y cuánto soñaba con sus 15 años...El peso fue grande, por eso los preparativos fueron hasta dolorosos en algun momento...a pesar de todo ella estaba felíz, con su radiante sonrisa despedía a los invitados y le daba las gracias por haber venido.
Pero además del cumpleaños que disfruté como mamá con la alegría de "la tarea cumplida" Un hecho en la mañana con la salida de los pasajeros me dejó perpleja; una señora, parte de esos grupos familiares que ingresaban en pleno festejo, se acercó , me dio las gracias por permitirles alojarse y muy dulcemente me extendió un sobrecito y me dijo; esto es de nuestra parte para la cumpleañera...adentro habia dinero, en mis años de hotelería tengo cantidad de anécdotas en mi haber pero este gesto que no quise aceptar al principio y que luego agradecí, me dejó con una sensación increíble por el resto del día.

miércoles, enero 03, 2007

Todo pasa

Ya estamos transitando el año 2007...repetír el "parece mentira " como un latiguillo molesto no alcanza para dimensionar lo que uno siente con el paso del tiempo. A tres días de inaugurar el nuevo año me siento con la mísma incredulidad de los que dicen que el 2006 se pasó "volando", a pesar de vivír en la tranquilidad de una zona pequeña los acontecimientos se suceden con igual celeridad que en la gran ciudad...es el tiempo el que no se detiene e inexorable nos atrapa en su remolino abrumador de sucesos.
Hace bastante ya que la filosofía del "todo pasa" hace que viva las expectativas de una fecha próxima o un acontecimiento con la tranquilidad de saber que todo ese nerviosismo desaparecerá en breve y ese pensamiento automáticamente me da paz...Amo la paz...vivír en paz. Que no es lo mísmo que vivír en la rutina...se puede vivír en eterna renovación sin necesidad de caer en la locura o en los malos momentos.
Ese desdoblamiento de personalidad para separar la ansiedad destructiva de mi espíritu es un ejercicio que por momentos se parece a la indiferencia a ojos vista de los demás pero en realidad es un autocontrol que me ayuda a no histerizarme por tener que abastecer todo sola...se lee complicado y es dificil de explicar, lo reconozco, es la única manera que encontré medianamente comprensible.
Me pasó hace casi 4 años cuando murió mi compañero, por nombrar un hecho fuerte, en pleno sepelio mi mente oscilaba por varios pensamientos; "esto no puede estar pasando"..." me quiero despertar"..."y ahora como sigo?"..."cómo voy a hacer con las nenas?"...y de pronto mi mente empezó a dar la respuesta..."esto pasará". No sólo en las situaciones de angustia se activa ese mecanismo de autodefensa sino también en aquellas donde el estrés o la emoción intensa están presentes, surge cual piloto automático y se instala hasta que la calma vuelve. Así me paso cuando mi hija menor fue operada hace dos años y recé un sinfín de rosarios en la puerta del quirófano mientras caminaba en circulos alrededor de los sillones, de pronto me detuve y las personas sentadas repetían a coro los ave María como en trance , las miré y supe que todo pasaría para bien... asimísmo cuando mi hija mayor fue elegida para la bandera por sus altas calificaciones, esa emoción incontenible que me embargaba y me cerraba la garganta... o cuando todo viene de cabeza, el negocio, las finanzas..la salud. Mi naturaleza optimista dice..."ya pasará sólo hay que aguantar el chubasco"...Este Enero con el cumpleaños de 15 de una de mis hijas ya conecté el piloto automático; por dos motivos, para no enloquecerme con la conjunción trabajo/preparativos (nada del otro mundo pero reunión al fín) y para que ella no me enloquezca enumerando lo que quiere (cambiando de opinión cada 20 minutos) ...aún siendo un acontecimiento felíz, los que lo pasaron saben la ansiedad que transita y transmite una adolescente para su evento juvenil y la vorágine que se instala en su entorno...yo paso, aunque ella rezongue por mi aparente indiferencia, mis amigas me maten a preguntas con qué voy a hacer o qué necesito, mi madre planee a la distancia lo que le va a preparar... yo simplemente espero que llegue el 12 de enero y que pase por fin!!!