Desde la bella Carmen de Patagones...a orillas del Río Negro.
.
.

sábado, febrero 03, 2007

Una gran pérdida

Enero quedó atrás junto con las expectativas y realidades que no siempre se ponen a la par pero que de todas formas nos hacen vivir esa adrenalina tan sabrosa y que a la hora de los recuerdos fluye de igual manera...Vicky y su cumple de 15,el reencuentro con Irma después de 4 años, la visita de teresa, Mary y de mi madre, más corta que de costumbre esta vez debido al fallecimiento de un tío en Buenos Aires,Reynaldo, el esposo de mi querida Berta, una desaparición penosa en nuestra familia, se fue el patriarca, el que reunía a todos en su casa, desde que tengo uso de razón siempre fue el alma dominante...no siempre lo lograba...muchos nos revelábamos a sus determinaciones pero de todas formas lo respetábamos y queríamos. Conmigo tenía una relación de amor-odio que la mayoría de las veces se tornaba divertida, otras...una verdadera guerra campal,su casa era una extensión de la mía, ya de chica mi carácter se perfilaba de pocas pulgas, única hija mujer criada entre 5 primos varones, siempre me decía que yo debía haber sido su hija...para matarme!!!...jajaja...porque cuando ya se ponía pesado con sus sermones con mis 16 años yo le decía " vos no sos mi papá"...y zafaba, él quedaba despidiendo espuma por la boca y yo me iba triunfal. Pero siempre fue mi compinche, mi consejero y mi crítico más cruel, cuando me separé de mi primer marido y se lo dije (había que tener coraje), primera separación en la familia cuando separarse estaba mal visto, me tuvo como dos horas hablándome de la importancia del matrimonio hasta que de última me dijo; bueno, si vos lo decidiste para mi esta bien.Me abrazó y me ofreció todo su apoyo para lo que necesitara. Casi lo mato, todo el tiempo parecía que estaba censurando mi decisión...mis primos quedaron boquiabiertos, sabian de su intransigencia. Así era de contradictorio y querible.
Igualmente cuando falleció mi viejo después de años de una penosa enfermedad que nos comió económicamente, fue el único dispuesto a darme una mano a la hora de solventar los gastos finales, conocía mi orgullo al dedillo y me facilitó un plan de pago con "su" amigo de la funeraria, en fín, tantas cosas podría recordar de él...creo que nunca me perdonó el irme tan lejos, el no poder disfrutar de mis hijas que apenas conocía. Con su desaparición se disgrega el último núcleo familiar de los mayores que quedaba, todo un emblema de lo que fue nuestra familia, ya de los mayores que la conformaban quedan solo 4 de los 12 que eran cabeza de familia, los hijos nos hemos desparramado, cada uno hemos formado nuestros propios núcleos y la distancia hace lo suyo.

Sé que lo llevaré en mi memoria y en mi corazón por siempre, fue un ejemplo de hombre, de padre y mi tío más querido.

3 comentarios:

EL HIPPIE VIEJO dijo...

HOLA SUSANA

MUY SENTIDAS LAS PALABRAS EN LA QUE RECORDAS Y EN PARTE , HACES UN RECONOCIMIENTO A TU TÍO .

PASA QUE
VAMOS CUMPLIENDO AÑOS AMIGA , LOS MÁS GRANDES , YA ESTAN GRANDES Y LAMENTABLEMENTE SE ADELANTAN EN EL VIAJE .

UNO NO SE HACE A LA IDEA DE LA MUERTE DE ALGUIEN QUE QUIERE , PERO ES INEXORABLE ..LO IMPORTANTE ES LA HUELLA QUE SE DEJA Y CREO QUE TU TÍO VIVIRÁ EN TI POR LOS RECUERDOS .

ÁNIMO AMIGA .

TE ABRAZO

ADAL

runner dijo...

Vivirá en tu memoria mientras vivas, gracias por compartir esto con nosotros...
bsss

HotelPinto dijo...

Una verdadera pena su pérdida, siempre será recordado. Un abrazo